La renovación de los partidos políticos

El narcotráfico ha encontrado en los partidos políticos el camuflaje perfecto para sus operaciones. Desde allí opera con relativa facilidad y cobra nueva fuerza porque lo hace desde la autoridad. Hace años que el narcotráfico empezó a cooptar a miembros de la Fuerza Pública. Ahora ha escalado en su intromisión en la política en Panamá. Y es que hace años se habla de que varios diputados de la República forman parte de este negocio e incluso el presidente Juan Carlos Varela lo dejó entrever en una reunión con el entonces presidente de la Asamblea Nacional, Rubén De León. Mas, no hubo investigaciones, solo el retiro de placas de los diputados por unos días, porque luego todo volvió a su pasividad. La detención del alcalde de La Villa, a su vez subsecretario del PRD, demuestra que el narcotráfico se inmiscuyó en los partidos políticos. La gravedad de la situación obliga a una depuración total de los partidos políticos y de la Fuerza Pública, porque, de lo contrario, caeremos en un abismo peor que la corrupción. Ya México sufre de este grave flagelo y el periodismo, que lo investiga, es víctima de este problema. A las autoridades decentes solo queda animarlas para que no se dejen amedrentar, no importa el cargo y rango que ocupe el o la involucrada en la institución. Si está trabajando para los carteles, hay que sacarlo/a inmediatamente del sistema. Lo que no debemos hacer es seguir pasivos y, desde la sociedad civil, gritar a los cuatro vientos que debemos hacer esto o aquello. Hay que involucrarse en la política y participar, para no darle estos espacios a corruptos, inescrupulosos y narcotraficantes que ven, con relativa facilidad, cómo pueden controlar el país, tomándose los partidos políticos. ¡Para mañana es tarde!

Redacción La Estrella de Panamá