El puesto de cuatro magistrados de la Corte a cargo de los suplentes

Problemas como la mora judicial y retrasos en la resolución de conflictos judiciales mantendrán una tendencia al alza por falta de los magistrados que completan la Corte Suprema de Justicia.

No hay visos de que en los próximos días o semanas se logre una solución de las diferencias entre la Asamblea Nacional y el Órgano Ejecutivo que permita la resolución del conflicto.

Por el contrario, la situación parece que se agrava con denuncias de diputados de oposición que aseguran que se están dando destituciones en las instituciones del Estado como represalia por la falta de apoyo a la ratificación de Ana Lucrecia Tovar y Zuleyka Moore como magistradas de la Corte.

CORTE INCOMPLETA

La máxima corporación de justicia del Estado panameño, la Corte Suprema de Justicia, inició el 2018 incompleta y por el momento no se vislumbra que en las próximas semanas estén los abogados que la completarán.

LA CORTE INCOMPLETA

Actualmente solo hay cinco magistrados principales en propiedad

José Ayú Prado, Hernán De León, Harry Díaz, Ángela Russo y Cecilio Cedalice son principales en propiedad.

El resto de los magistrados son suplentes.

Circunstancias políticas mantienen a la Asamblea Nacional y el Órgano Ejecutivo enfrentados, lo que provoca que la Corte Suprema de Justicia esté en el medio y esté funcionando sin al menos cinco de los nueve magistrados principales, lo que complica el desempeño de la institución.

A la fecha sólo cinco magistrados ejercen como principales: José Ayú Prado, su presidente, quien renunció al cargo como máximo regente del Órgano Judicial.

Hernán De León, a quien le tocó asumir la presidencia tras la decisión ‘irrevocable’ de Ayú Prado, presentada el pasado 31 de enero, el último día que debía permanecer en el cargo.

Además, están en propiedad Harry Díaz, quien se mantiene en permanente disputa con Ayú Prado.

Se suman Ángela Russo y Cecilio Cedalice, los dos de más reciente data, ambos designados por el presidente Juan Carlos Varela y que tomaron posesión en el año 2016.

Los otros dos magistrados que ejercen como principales, Oydén Ortega y Jerónimo Mejía, están en sus cargos a la espera de sus remplazos.

El término constitucional para el cual fueron designados Ortega y Mejía concluyó el 31 de diciembre de 2017, pero aún no han sido designados sus respectivos remplazos.

El presidente Varela ha informado que no tiene intenciones de designar a estas personas sino hasta después del asueto por carnavales, el cual vence el miércoles 14 de febrero.

En caso de que el Ejecutivo haga las designaciones de los nuevos magistrados, corresponderá a la Asamblea Nacional reiniciar el proceso de ratificación, para lo cual tampoco se ha establecido una fecha.

SUPLENTES COMO PRINCIPALES

Luis Ramón Fábrega se encuentra asistido por su suplente, Efrén Tello, por razones de salud, mientras que Abel Zamorano ejerce desde el 2015 en su papel de suplente de Alejandro Moncada Luna, quien fue condenado a cinco años de prisión luego de que la Asamblea Nacional lo separó del cargo por los delitos que le imputó.

La situación ha ocasionado preocupación entre gremios empresariales como la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa, que se pronunció para urgir a los órganos del Estado a la toma de una decisión. Grupos de la sociedad civil como el Movimiento de Abogados Gremialistas, que preside Raúl Rodríguez, hicieron lo propio.

 

 

Carlos Anel Cordero