399166_800x600_crop_5aee4d0cc07f8

El abogado querellante era funcionario del Consejo de Seguridad’

La exministra Lucy Molinar publicó el libro El silencio de los buenos , que recoge sus experiencias en la jefatura de Educación, pero también deja al descubierto que la lucha entre el presidente Juan Carlos Varela y el expresidente Ricardo Martinelli se inició como una ‘pelea absurda de egos, dinero, y poder’, como lo cita en el libro. La publicación sirve también para desahogar los cuatro casos por los que el Ministerio Público la procesó. Señala que se ensañaron con ella. En dos fue sobreseída definitivamente. Habla del papel de los medios, el trato poco profundo con el que se trabajan las notas y la repercusión que causan en la gente. Tienen agenda propia, remarca. Cuestiona el papel del Consejo de Seguridad y asevera que uno de los querellantes en el caso de las mochilas era miembro de esta entidad y aportó como datos de contacto el teléfono y la dirección de esta institución.

¿CÓMO DEFINIRÍA SU LIBRO?

Es mi oportunidad de decirle al país algo que yo necesitaba contar. Esta historia no se trata de Lucy Molinar. Tampoco es la reivindicación por nada, yo quería demostrar cuáles eran mis motivaciones, por qué acepté un cargo público, de dónde vengo (y eso lo conoce todo el mundo) y además quería reivindicar un trabajo que no hizo Lucy Molinar [sino un equipo de trabajo]. Hay gente que me odia y ha aprovechado esta coyuntura para descargarse contra mí, pero a la vez lo hace contra todo lo que se hizo. Yo quisiera pedir que me separen del tiro al blanco y se concentren en lo que pasa en Educación. Me duele que lo que trabajó tanta gente se vaya abajo porque tenía el nombre de Lucy, programas que son imprescindibles para la educación de este país. Yo quería sacar este libro cuando terminaran los procesos, pero visto lo visto, y viendo que los procesos no tienen cuándo terminar y no hay voluntad para hacer justicia, —no solo lo sugiero, mis sospechas empiezan a convertirse en certezas al ver las excusas de posponer las audiencias—. La verdadera excusa es que el Ministerio Público no facilita que se den las audiencias. Cuando se conjugan tantas intenciones de que no se va a hacer justicia, me motivé a sacar el libro. Por respeto y consideración con la gente que trabajó conmigo. Con todo y que después fueron señalados y se les dio bola negra; por el daño que se le ha hecho al sistema y a ellos, yo decidí sacar el libro ahora.

USTED HABLA DE UN ENSAÑAMIENTO EN SU CONTRA, ¿ES UNA REVANCHA EN SU CONTRA DEL ACTUAL PRESIDENTE?

No he querido sentarme a pensarlo para no dañarme. Al final, por un poco de salud mental y tranquilidad del alma, prefiero dejarle eso al tiempo y a la consciencia de cada uno. Si iban a investigar no había ningún problema. Que lo hicieran con justicia.

PERO CONTINÚAN ALGUNOS PROCESOS EN SU CONTRA, ¿ES INTENCIONAL?

No sé si es así, no puedo calificarlo, pero te puedo decir que no avanza nada. Y cuando llamas a audiencia por cuarta vez y no se da, tú te preguntas qué es lo que esperan. Ni siquiera tenían que haber llegado a audiencia, había investigaciones que si se estaba buscando justicia podían haber depurado en dónde había algo y en dónde no. Hay casos que han forzado, el caso de las mochilas es uno. Lo forzaron de una manera terrible. Cuando en la Fiscalía se enteraron de que con la cotización que ellos usaron para decir que había sobrecostos en lo que pagamos nosotros, se caía esa tesis, hubo un nerviosismo tremendo. Yo estaba ahí, nadie me lo contó; entraba y subía gente, salían del despacho de la fiscal, volvían, era como un desespero. Se nos cayó, pero ahora busquen otra cosa, qué vamos a hacer. Vamos a decir que no se entregaron (las mochilas). Estaban tan ansiosos porque evidentemente había una instrucción de que ‘encuentren algo’. Porque nadie que no haya encontrado nada, me viene a buscar de esa manera.

¿INSTRUCCIÓN DE QUIÉN?

De quien sea. Porque tú te das cuenta. Si acusas de sobrecosto y no existe, luego buscas si se entregaron o no, y tampoco hubo alguien que dijera que no se entregaron. Luego alegaban que no llegaron hasta la escuela, bueno investiguemos. Pero en cada región educativa había una cabeza al frente de esto y yo decía, vamos a esperar a que los entrevisten. Y no los entrevistaron, a ninguno. Fueron a las regiones a entrevistar al azar. Yo no quiero calificar. He vivido tres momentos en este tema, primero la sorpresa de que me investigaran a mí, cuando yo pelee cada centavo que se usó en el Ministerio como si fuera mío. Segundo, dije que si iban a investigar lo hicieran para que salga quién sí y quién no. Cuando ya me di cuenta de que no había nada que me liberara de los procesos, decidí esperar. Hemos esperado viendo cómo los procesos empiezan de una forma y luego buscaban otra y otra. La intención parece ser ‘que saquen a Lucy del sistema porque hay que tenerla enterrada’. Yo no quiero apelar a la amistad con nadie para verme librada de nada.

¿LLAMÓ AL MANDATARIO JUAN CARLOS VARELA PARA SABER QUÉ OCURRÍA?

Un día le pregunté: explícame esto, pero no viene al caso la respuesta. Yo no necesito de la amistad para esto. Dijeron que eran los gremios, que eran investigaciones, le echaron la culpa a todo el mundo.

¿USTED CREE QUE LOS PROCESOS EN SU CONTRA TERMINARÁN EN UNA CONDENA OBLIGADA?

Solo que aquí se actúe con maldad. Condena no puede haber porque no han podido probar nada. En el caso de la comida deshidratada tuvieron que alterar fechas y el juez se dio cuenta y de una vez dictó sobreseimiento con respecto a mí. En el caso de los instrumentos musicales, los tres peritos de la fiscalía dijeron que no había sobrecostos, que eran libres de plomo y que eran para estudiantes, que fue lo que adquirimos. Pero de todas maneras mantuvieron el proceso. El tema de mochilas es el caso más duro porque ha habido gente detenida, embargada, y ahí no hay nada. No hay dolo.

¿EN EL TRANSPORTE DE LAS MOCHILAS NO HUBO SOBRECOSTOS?

Eso no es así. Intentaron decir que había sobrecostos. Cuando ellos hicieron su investigación de lo que costaría llevar las mochilas a las tres mil y pico de escuelas, retiraron la acusación de sobrecostos. Entonces, ahora dicen que yo tenía un interés particular en la compra de las mochilas. La prueba del interés particular es que yo mandé una carta al Consejo de Gabinete para comprarlas. Pero así lo exige la Ley 22 de Contrataciones Públicas, porque superaba el monto que facultaba al Ministerio para hacer compras. Si yo no hubiera enviado esa carta, entonces hubiera cometido un delito.

ENTONCES, SI HAY UN ENSAÑAMIENTO EN SU CONTRA, ¿QUIÉN LO INSTRUYE?

PUBLICÓ SU LIBRO

Ministra de Educación durante la administración de Ricardo Martinelli

Nombre completo: Lucy Molinar

Nacimiento: 1 de enero de 1963, Colón, Panamá

Ocupación: Comunicadora, periodista

Resumen de su carrera: Ministra de Educación (2009-2014). Después de su desempeño como ministra, se le abrieron cuatro procesos en su contra por corrupción: de instrumentos musicales, por supuestas irregularidades y sobreprecios en la compra de granos a través del programa social PAN y por la compra irregular de mochilas y de comida deshidratada. En dos casos, el de la comida deshidratada y la compra de instrumentos musicales, fue sobreseída definitivamente. Tiene más de veinte años de experiencia en el periodismo a nivel nacional e internacional, hizo estudios de posgrado en Filosofía de la Comunicación en la Universidad de Navarra, España. Ha trabajado en varios medios de comunicación en Chile, Brasil y Panamá como productora, investigadora y reportera de noticias.

Cuando nosotros comenzamos a investigar en el expediente, descubrimos que un día fue la fiscalía al Programa de Ayuda Nacional (PAN) a buscar el expediente de mochilas. La información estaba en el Servicio de Protección Institucional (SPI), no sabíamos si en el de la Presidencia o en el del Consejo de Seguridad. Yo dije, vamos a ver qué pasa, vamos a averiguar. Mis abogados comenzaron a investigar. De repente se constituye en querellante un abogado autorizado por el PAN. Resulta que este abogado era funcionario del Consejo de Seguridad y pone como dirección física la oficina del Consejo de Seguridad. Eso me extrañó, qué tiene que ver una cosa con la otra. Lo dejé hasta ahí. ¿Quién era la que a la postre se convirtió en procuradora de la Nación? La que hasta ese momento era la directora de Asesoría Legal del Consejo de Seguridad. Tú dices, bueno, es otra coincidencia que se convierte en una casualidad. Si investigan y encuentran razones de peso, yo era la primera en aplaudirlo, pero investigan y no encuentran razones y de todas maneras se inventan algo.

¿EN LOS CUATRO PROCESOS PARTICIPÓ EL MISMO QUERELLANTE QUE USTED SEÑALA?

Hay dos que tienen el mismo abogado.

¿ESE QUERELLANTE PROPORCIONA LA DIRECCIÓN DEL CONSEJO EN AMBOS CASOS?

Ese mismo querellante era funcionario del Consejo de Seguridad.

¿CÓMO PUEDE ESTAR SEGURA DE ESO?

Porque alguien solicitó su decreto de nombramiento, porque lo van a demandar. En esto van a correr muchas demandas.

¿PERO CÓMO SABÍAN QUE TRABAJABA EN EL CONSEJO?

Él puso (en la querella) como dirección física una dirección que corresponde al Consejo de Seguridad.

¿Y DÓNDE ESTABA EMPLANILLADO?

En el Consejo de Seguridad.

¿SUCEDE IGUAL EN LOS OTROS DOS CASOS?

Al final, cuando tú miras el origen te podías encontrar con denuncias que provienen de entrevistas en los medios de comunicación, donde alguien dijo que a lo mejor había sobrecostos. Eso bastó para iniciar otro caso. También ocurrió que uno de los denunciantes se dio cuenta del montaje que hubo y se acercó al Ministerio Público a decir que puso la denuncia porque a él lo habían enviado de tal institución a poner la denuncia, pero ellos siguieron. Era un hombre que le habían mandado a hacer algo, y al Ministerio Público no le importó.

EN LOS CASOS EN QUE USTED HA SIDO SOBRESEÍDA DEFINITIVAMENTE, ¿PIENSA TOMAR ACCIONES AL RESPECTO?

Por supuesto. Yo no voy a demandar al Estado porque el Estado somos todos, es plata de todos. Yo voy a demandar acciones de personas concretas que se prestaron para esta farsa y que tiene que sentarse un precedente, no se puede actuar con tanta maldad.

¿PUEDEN SER FISCALES?

Personas e instituciones. Sí, tengo que hacerlo.

¿VA A SER UNA DEMANDA PENAL O CIVIL?

Mis abogados todavía están viendo, pero sí hay que sentar precedentes. A mí en algún momento me van a dejar en paz, yo no me he robado ni un centavo. Lo que quisiera es sentar un precedente.

SI LE OFRECIERAN NUEVAMENTE EL CARGO DE MINISTRA, ¿LO ACEPTA?

No, porque ya yo conozco el sistema, creo que actuaría en coherencia con ese conocimiento y no sé si sería muy bueno.

¿USTED MENCIONA EN EL LIBRO QUE A UN DIRECTOR DE AUDITORÍA DE LA CONTRALORÍA LE DIERON LA POSICIÓN POR HABER HECHO UN INFORME QUE LE PERJUDICABA?

Hubo una auditoría de la Contraloría en el caso de las mochilas, nosotros teníamos información de que la auditoría venía bien, porque ellos fueron a los lugares a investigar. De repente, renuncia el auditor, no tenían director. Un año después de iniciada la investigación aparece el áudito de la Contraloría, la persona que lo lleva en la puerta de la Contraloría dijo que a partir de ese momento era la nueva directora de Auditoría de la Contraloría. Nos quedamos sorprendidos. Fuimos a investigar un poquito y nos dimos cuenta de que no se había entregado ninguna mochila. Fuimos a tratar de investigar con los auditores que habían iniciado la investigación y cuando los llamábamos nos decían que no podían hablar y se negaban. El tiempo se encargó de revelar que en ese momento había renunciado el auditor de la Contraloría, no quiero decir que es por esto, pero después apareció el nuevo áudito. Nos enteramos después que sí había un áudito previo que decía todo lo anterior a lo que decía este.

¿ESE ÁUDITO EXISTE?

Ese áudito lo tiene alguien. Que no soy yo, pero alguien que me dijo que existe, no te lo voy a dar, pero existe. Hay gente detrás de esto y se van a encargar de conseguirlo.

USTED DEJA ENTREVER EN SU LIBRO QUE LOS GREMIOS MAGISTERIALES SE MANEJAN CON PLATA, ¿QUÉ QUIERE DECIR?

‘CONDENA NO PUEDE HABER PORQUE NO HAN PODIDO PROBAR NADA. EN EL CASO DE LA COMIDA DESHIDRATADA TUVIERON QUE ALTERAR FECHAS Y EL JUEZ SE DIO CUENTA Y DE UNA VEZ ME DICTÓ SOBRESEIMIENTO’.

Eso fue al principio de la gestión. Cuando llegué al Meduca y empezaban los primeros tambores de guerra, alguien me decía: ‘Lucy eso se resuelve con plata, históricamente ha sido así’.

¿A LOS GREMIOS SE LES RESUELVE ASÍ?

Esta persona me decía eso. Pero yo le respondí que no tenía plata que darle a nadie. Hubo muchas presiones, muchos mensajes de ‘venga y conversemos’. Ellos manejan un porcentaje del seguro educativo y los pusimos a rendir cuentas. El año que más dinero dimos para viajes fue de $250 mil. Y hoy hay un informe que dice que se les asignó, en lo que va del periodo, $4 millones. Claro que tenían que odiarme. Les habíamos cerrado el grifo. Parte de ese dinero se maneja también a través de perfeccionamiento docente, con cursos, y descubrimos unas bellezas… supervisamos cada curso que ellos hacían. Como me dijo uno cuando salí, ‘se acabaron los cinco años más grandes de sequía que hemos tenido’. Un exministro, cuando llegué, me dijo: ‘mira, Lucy, yo les di plata, viáticos y de todo, y con todo y eso me hicieron huelga, no les des nada’.

¿ENTONCES LOS MINISTROS ACTUALES LE ESTÁN HACIENDO LA VENIA A LOS GREMIOS MAGISTERIALES?

Yo no quiero decir eso. Yo sí sé que muchos de los ministros anteriores hablaron conmigo sobre el manejo con ellos y me dijeron suavízate; otro me dijo que no les diera nada, porque ellos iban a hacer huelga igual. Yo no estaba en un concurso de belleza, fui a trabajar en algo en lo que yo creo profundamente.

EN SU LIBRO MENCIONA QUE VARIAS PERSONAS LLEGARON A CORROMPER EL SISTEMA, Y LO NOMBRA CON UN NOMBRE FICTICIO, ¿POR QUÉ NO DICE SU NOMBRE?

Si tú dices un nombre, con todas las pruebas que tengas, terminas siendo procesada. No hay justicia en este país. Lo importante es que se sepa que existe. Nosotros, cuando copiamos el sistema de compras, que usamos el sistema del Canal de Panamá, yo decía bueno, cuando cambie el gobierno pueden seguir lo que hicimos porque funciona. Pero ya no existe. El sistema está ahí, pero ya no funciona.

¿VOLVIÓ LA CORRUPCIÓN AL MINISTERIO DE EDUCACIÓN?

Yo no he dicho eso. El modelo, el sistema de compras está ahí, pero no se usa.

SI EL PAN APROBABA O DESAPROBABA LOS PROGRAMAS SOCIALES, ¿SE LE DEBE EXIMIR DE CUALQUIER RESPONSABILIDAD, TOMANDO EN CUENTA QUE HUBO SOBRECOSTOS EN VARIAS COMPRAS?

Lo que pasa es que la ley que crea el PAN le da funciones específicas a la directiva, y ésta no tiene nada que ver con los dineros que se manejan ahí. Su función primordial es asegurarse de que los proyectos sean de función social, pero no tiene que ver ni con contratistas ni fuentes de financiamiento y adquisición de recursos. Su función es determinar el programa y establece funciones para el Ministerio de Economía y Finanzas, que es quien aprueba los proyectos, y para la Contraloría, que tiene un representante en la directiva.

Adelita Coriat