noticia-14-dic-1207

Defensa de Martinelli podría apelar decisión de Cooke

El 9 de enero de 2018, cuando Ricardo Martinelli acuda a la audiencia que solicitaron sus abogados para la revisión de la orden de extradición emitida por el juez Edwin Torres, la juez Marcia Cooke definirá tres cosas. La primera es si el juez Torres es una persona competente para haber emitido la decisión. ‘Ese punto no es cuestionado por la defensa’, menciona el abogado Francisco Carreira, querellante en el caso de los ‘pinchazos’.

Lo segundo que determinará Cooke es si los delitos por los que se acusa a Martinelli están incluidos en los tratados bilaterales o internacionales firmados por ambos países. ‘La decisión del Departamento de Estado y del Departamento de Justicia de Estados Unidos es que sí lo estaban’.

Y el tercer tema que analizará la jueza es si existe una causa probable para extraditar a Martinelli, un punto que podrá observarse a profundidad, aunque para el abogado Carreira, no se trata de un tópico de credibilidad en el que participen los testigos.

‘Sobre el escritorio de la jueza ya se han presentado declaraciones juradas de ambas partes. No se sabe si la juez ampliará estas declaraciones’, manifiesta el abogado.
La defensa de Martinelli, a pesar de que aún faltan varias semanas para la audiencia, como si se anticipara a la decisión de Cooke, ya anunció que de fallar en contra, apelará ante el Tribunal de Atlanta, Georgia.

Luego de la audiencia, la jueza puede tomarse un periodo de dos o tres semanas para hacer su decisión. Según Carreira, la ley norteamericana no impone un término específico a la jueza. ‘Si hay muchos testigos, es posible que la audiencia no termine el 9 de enero’.
En caso de que se presente la apelación, según el también penalista, se inicia un proceso nuevo en el que el demandante es Ricardo Martinelli y los demandados son el procurador General Jefferson Beauregard; el secretario de Estado Rex Wayne y el jefe de la prisión Federal de Miami Robert Wilson, quienes, a su vez, son los encargados de cumplir la extradición.

La defensa de Martinelli, al tiempo que presentó el habeas corpus o revisión de la actuación de Torres, interpuso el 19 de octubre pasado una petición de no extradición.
La jueza Cooke puede decidir ‘anular todo y liberar a Martinelli. Si confirma lo actuado por el juez Torres, entonces el proceso es apelable. Este nuevo Tribunal decidirá si hubo violación en la orden de extradición’, concluyó Carreira.

Adelita Coriat