Decisión del Pleno es clave en el proceso contra Martinelli

El lunes será una fecha importante para la defensa del expresidente Ricardo Martinelli, procesado por los delitos de inviolabilidad del secreto y derecho a la intimidad, así como fraude en varias modalidades.

El Amparo presentado por sus abogados ante el Pleno de la Corte Suprema de Justicia, pretende quitarle al juez de garantías Jerónimo Mejía, la competencia del caso. Ese mismo día se dará continuidad a la audiencia intermedia contra el expresidente que entra en la fase de acusación.

En audiencia previa del 26 de junio, el juez negó a la defensa el recurso que pretendía extraer de esa jurisdicción el caso de su cliente, alegando que había perdido el cargo de diputado del Parlamento Centroamericano.

En aquella ocasión, el juez dijo: “No puede dejarse, que la voluntad de una persona distorsione el sistema. De ahí que existen límites sustanciales a la pretensión tales como debido proceso, derechos de la víctima, justicia en plazo razonable y derechos de la víctima que impiden que la Corte pierda competencia”. Por lo cual, el magistrado de garantías negó la pretensión declinatoria de competencia solicitada por la defensa y declaró que mantiene, retiene, y no pierde competencia, ni el magistrado ni el Pleno de la Corte por una pérdida del cargo de diputado.

No obstante, la defensa insistió en este recurso. Cuando se admite un Amparo, se hace en sala unitaria. Pero cuando no es así, el ponente debe llevar el proyecto al Pleno para que este tome una decisión. Ayer se conoció que el magistrado Oyden Ortega llevó el Amparo al Pleno. Lo que según fuentes judiciales, es indicativo de que “no estaban admitiendo el amparo, es decir, que esta presentando un proyecto de no admisión”.

Si se toma la decisión de declinar la competencia, debe haber una comunicación inmediata a la audiencia que impartirá el lunes el juez de garantías. Si el lunes no se admite el amparo, “los magistrados no verán el fondo de la competencia, pero si se llega a admitirse, tienen que decidir sobre el fondo de la competencia”, indicó la fuente.

La defensa de Martinelli ha circulado una nota del Parlacen en la que certifica formalmente la renuncia del expresidente a este organismo regional. Lo que pretenden los abogados es que el caso baje al juzgado XVI, Enrique Pérez, quien ya tiene conocimiento del caso de pinchazos que involucra a exdirectores del Consejo de Seguridad, Gustavo Pérez y Alejandro Garúz a espera de audiencia en septiembre próximo.

La defensa de Martinelli alega que el día que presentaron recurso contra el magistrado Mejía para declinar competencia, ninguna de las partes, querellantes o Fiscalía, se opuso a que el caso fuera remitido al juzgado en mención.

Sin embargo, Rosendo Rivera, querellante autónomo expresó a La Estrella de Panamá que el expresidente no puede ser quien escoja a su juzgador. “Martinelli escogió la competencia de su caso al hacerse diputado del Parlacen, no renunció en tiempo oportuno tratando de buscar en la Corte salvación a sus problemas, así que la Corte ejecuta un acto de investigación y debe haber un término para que la persona pueda renunciar a una prerrogativa. No se puede dejar alegremente a una persona la decisión de quién lo juzga, sino que es la ley, no es un derecho del imputado”, dijo el querellante.

 

Adelita Coriat